San Fernando ofreció un Curso de Resucitación Cardiopulmonar para el personal de Educación


La capacitación en RCP se dictó para todo el personal de la Subsecretaria en Educación en el CEIM Nº4. La actividad incluyó en una charla teórica y se complementó con instrucciones sobre el uso del desfibrilador automático, como parte fundamental de una política sanitaria de prevención.

Por iniciativa del Intendente Luis Andreotti, desde 2013 se realiza el Taller de Resucitación Cardiopulmonar (RCP) para que cualquier empleado municipal esté capacitado ante una eventual  emergencia cardiopulmonar. Simultáneamente, se crearon “áreas cardioprotegidas”, dotando a Centros de Salud, Polideportivos y oficinas públicas municipales de desfibriladores automáticos inteligentes.

En esta oportunidad, el taller estuvo a cargo del Dr. Jorge Cosenza, médico del Servicio de Emergencias del Municipio y Jefe del Servicio de Emergencias del Hospital Provincial Petrona V. de Cordero.

“Se trata de una fuerte decisión del Intendente Andreotti en aplicar las políticas sanitarias de prevención hacia cada uno de los empleados para que puedan intervenir rápidamente en la emergencia para salvar una vida”, expresó el funcionario municipal, Gustavo Petruzzelli.

Por su parte, el doctor Cosenza, detalló el contenido de la capacitación: “Ofrecemos una charla de 45 minutos sobre RCP que es básicamente reconocer el incidente, pedir ayuda, aplicar las compresiones torácicas, la vía aérea, la respiración y una breve reseña al final de cómo usar el desfibrilador automático”.

En tanto, la coordinadora del Jardín Maternal Don Mariano, Nadia Zarza, se pronunció sobre la importancia de este tipo de capacitaciones: “Nosotros estamos en contacto con chicos de 18 meses a 3 años, uno nunca sabe qué episodio se puede dar en esta institución y necesitamos tener las herramientas básicas para salvar una vida en caso de emergencia”.

“El curso de RCP es importante porque, según las estadísticas que nos están mostrando, a partir de una intervención rápida y precisa, las posibilidades de supervivencia aumentan un 70%. Muchas veces no hay conocimiento popular de estas técnicas y poder capacitarnos nos va a permitir el día de mañana ofrecer un mejor servicio al vecino”, agregó el Coordinador General del Programa SUMATE, Francisco Pintabona